miércoles, 13 de abril de 2011

Humo

incep_sa_cred_in_zane_by_nusunt-d33aets 
A la edad de nueve años creía que los cigarros estaban llenos de cenizas de gente difunta, creía que el cigarro era una fuerte droga esotérica y que el humo exhalado, delgado y puro eran restos de alma de esa gente. Imaginaba que los adultos al no poder soportar la perdida de un ser querido lo consumían de a poco elevándolo con besos al aire hasta el infinito. Yo me paseaba entre los fumadores intentando impregnarme de esos seres eternos, impregnaba mi suéter rojo de olor a tabaco y en las noches lo olía para que aquellos seres vinieran conmigo a mis sueños, a mis pesadillas.

Firm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario